Logistica urbana y vehículo eléctrico

Más de 140 profesionales en la jornada que organizó AEDIVE en Madrid

Hoy día existe un portafolio amplio de vehículos eléctricos de dos y cuatro ruedas para dar solución a las necesidades de las empresas de reparto urbano, soluciones de recarga eficientes que optimizan su uso y casos reales de éxito que avalan la apuesta por la electromovilidad a aquellas empresas que mueven mercancías en el ámbito de las ciudades. Estas son algunas conclusiones de la jornada técnica sobre Logística Urbana y Vehículo Eléctrico que reunió a más de 140 profesionales el pasado 22 de septiembre en las instalaciones de Madrid Matadero, organizada por la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, AEDIVE, con el impulso del Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía, IDAE y del Ayuntamiento de Madrid.

Organizada con el apoyo de asociaciones como la de Transportistas Autónomos (ATA); la AECOC o el Centro Español de Logística, CEL, junto con Secartys y el proyecto europeo de reparto de mercancías con vehículo eléctrico FREVUE, la jornada sirvió de punto de encuentro entre los sectores de la movilidad eléctrica y la logística urbana, con el objetivo de derribar barreras en el desconocimiento del estado actual de la tecnología vinculada al vehículo eléctrico.

Ayudas a la adquisición de vehículos y acreditación de flota ecológica

Isabel del Olmo, jefa de Transporte del IDAE, destacó en su intervención inaugural que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía promueve la movilidad eléctrica desde hace años y que las prestaciones de los vehículos eléctricos responden totalmente a las necesidades de un servicio de transporte urbano de mercancías en términos de autonomía, en cuanto a ahorro de combustible y de costes de mantenimiento, al margen de una conducción silenciosa y sin emisiones.

Los ayuntamientos se están viendo obligados a priorizar el acceso a determinadas zonas de la ciudad a vehículos poco contaminantes, lo que hace de los eléctricos una alternativa viable. Por otro lado, para los gestores de flotas, el calculo del CTO -coste total de vida operativa útil de los vehículos- es un parámetro básico de su gestión y el vehículo eléctrico les está obligando a tener en cuenta criterios como el coste del parking en vía pública, la reducción de impuestos como el de circulación o la exención del de matriculación, que les obliga a recalcular este CTO y ofrece ratios más competitivos que los motores de combustión interna.

La jefa de Transporte del IDAE destacó dos actuaciones del IDAE, como la línea de ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos, vigente hasta el 31 de diciembre de 2014, de la que “tenemos reservado aproximadamente el 50% del presupuesto; el 28% corresponde a cuadriciclos L6 y L7 y un 3% a vehículos N1”, señaló, al tiempo que comentó que existen 81 modelos distintos de las categorías L6 y L7 y 17 modelos de la categoría N1, “lo cual es una oferta lo suficientemente amplia para cubrir las necesidades de cualquier servicio logístico”, dijo.

La segunda actuación que comentó Del Olmo es la que lleva a cabo el IDAE junto a la asociación de Flotas AEGFA y que lanzó a través de un protocolo en noviembre de 2013, relativa a acreditaciones de flota ecológica. El 10 de febrero pasado se otorgaron las dos primeras acreditaciones a la farmacéutica GSK y a la Mancomunidad Canales de Taibilla y al margen de ventajas a nivel de imagen y RSC, esta acreditación es interesante a la hora de obtener ventaja en concursos y contrataciones.

El vehículo eléctrico, un sector maduro y con oferta de productos y servicios

El director gerente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, destacó al vehículo eléctrico como una tecnología disruptiva, como antaño lo han sido también los ordenadores, la telefonía móvil o el pago electrónico, y que como tal, despierta temores e incertidumbres entre algunas personas y profesionales, pero que como demuestra el tiempo, acaba imponiéndose como solución eficiente, en este caso de movilidad sostenible.

“Hoy en día hay a disposición del sector logístico una completa y variada oferta de vehículos cero emisiones y prestaciones, tanto en dos como en cuatro ruedas, que permiten que las empresas de transporte urbano de mercancías puedan aprovecharse de las ventajas de la movilidad eléctrica”, dijo Pérez de Lucia, quien además, puso de relieve casos en los que ya hay empresas que están apostando por los vehículos eléctricos para sus actividades de reparto, tanto en el sector de la paquetería como en bienes de consumo, alimentación, etc.

En cuanto al precio de los vehículos eléctricos, el gerente de AEDIVE comentó que a la hora de valorar el coste hay que tener en cuenta el TCO en la vida útil del vehículo. Factores como el ahorro de combustible, el ahorro en pago de parkings y multas evitadas, el ahorro en mantenimientos y ventajas asociadas al uso de eléctricos hacen en su conjunto que la movilidad eléctrica sea más rentable para empresas logísticas que los motores de combustión interna, tal y como ya han demostrado empresas como la madrileña Remica, que ofrece servicios de asistencia técnica en equipos de climatización y que tras haber sustituido el 60% de su flota de combustión por flota eléctrica, obtiene ahorros en torno a 80.000 euros/año, lo que le ha valido este año, entre otras cosas, el premio Muévete Verde que otorga el Ayuntamiento de Madrid a prácticas empresariales que impulsan la movilidad sostenible.

Oportunidades de mejora en la distribución urbana de mercancías

Marc Nicolàs, responsable de Transporte en AECOC, dedicó su intervención a desgranar aspecto del estudio que recientemente han elaborado con la colaboración de las empresas de reparto y con el fin de plantear mejoras en la distribución urbana de mercancías. El tiempo de estacionamiento para zonas de carga y descarga, la carga y descarga nocturna y los estacionamientos ilegales han sido objeto de este análisis sobre modelos de gestión, a los que Nicolàs destacó que sumando innovaciones tecnológicas como el uso de vehículos eléctricos, podrían permitir ahorros muy importantes tanto económicos como en emisiones contaminantes y en eficiencia del servicio.

Proyecto europeo FREVUE de logística urbana con vehículo eléctrico

La primera mesa redonda de la jornada se centró en el proyecto europeo FREVUE, que se desarrolla en varias ciudades europeas y en España, se ubica en Madrid, en las instalaciones del antiguo mercado de frutas y verduras de la plaza de Legazpi.

Moderada por Ricardo J, Hernández, director de Cuadernos de Logística y experto comunicador con más de 30 años dedicado al sector, la mesa contó con expertos como Sergio Fernández, que representó a la Agencia de la Energía del ayuntamiento de Madrid, que coordina el proyecto en Madrid, y quien comentó el desarrollo del FREVUE en las restantes ciudades europeas en donde se ha implementado, tales como Lisboa, Londres, Amsterdam, Milán, Oslo, Rotterdam y Estocolmo.

Fernández comentó que el ayuntamiento de Madrid está valorando la replicabilidad de este proyecto piloto, para lo que está trabajando en la renovación de los permisos necesarios para mantener activo el FREVUE donde se ha implementado. “El ayuntamiento de Madrid ha venido fomentando la renovación y actualización de los mercados municipales y se está estudiando que en estos espacios se habiliten centros de consolidación de carga para distribuir con vehículos eléctricos”, comentó el representante municipal.

José Carlos Espeso, Responsable de Logística en Grupo Pascual, comentó la experiencia de su empresa como socio del proyecto FREVUE en Madrid y destacó como ventaja de los vehículos eléctricos que son más pequeños, más ligeros, lo que les permite entrar en zonas peatonales y realizar la carga y descarga en la puerta del cliente, facilitando la labor de los repartidores, si bien señaló también la barrera de la autonomía de los eléctricos, “aunque con centros de consolidación como el de Legazpi se resuelve este problema”, dijo.

Florentino Pintor, responsable de Operaciones de TNT, señaló la importancia del FREVUE como modelo de consolidación de mercancías para las dos delegaciones de TNT en Madrid, una en Leganés y otra en Barajas, permitiendo el FREVUE consolidar mercancías para repartir en el centro urbano con vehículos eléctricos.

Miguel Palacio, director comercial de IBIL, comentó que su empresa, como gestora de carga del vehículo eléctrico, está gestionando la alimentación de los vehículos con los que Seur, TNT y Grupo Pascual operan en el FREVUE, lo que les permite recoger datos en torno a la gestión de recarga que entre otras cosas, les permitirá ofrecer tarifas de consumo eléctrico más competitivas para las empresas.

Finalmente, Jorge León, del área de Sostenibilidad de ITENE, comentó la herramienta que han desarrollado para poder monitorizar la actividad de los vehículos eléctricos que prestan servicio en FREVUE y que así, los operadores logísticos puedan sacarles el mayor rendimiento posible a los mismos.

¿Se puede ahorrar dinero con el uso logístico de vehículos eléctricos?

Esta cuestión fue abordada en la segunda mesa redonda de la jornada, donde participaron los transportistas autónomos, los operadores logísticos, empresas de renting y los fabricantes de vehículos eléctricos.

Abrió el diálogo Basilio Hidalgo, presidente de la ATA, asociación de transportistas autónomos, quien aplaudió la posibilidad de poder contar con tencologías como el vehículo eléctrico para que los profesionales del reparto pudieran realizar su actividad ene entornos urbanos pero que pidió más desarrollo que permita que un mismo vehículo eléctrico pueda ser utilizado por distintos conductores y en diferentes operativas, “ya que eso es práctica habitual en este sector y lo que es válido a lo mejor para unos movimiento, no lo es para otros, por lo que necesitamos una solución generalizada”, dijo.

Ramón García, director técnico del Centro Español de Logística, apeló a la necesidad de que los ayuntamientos se coordinen para ofrecer una normativa común, ya que es muy difícil plantearse el uso de vehículos eléctricos que recorren diferentes municipios, cuando éstos tienen normativas diferentes para aspectos como el estacionamiento regulado, la restricción a determinadas áreas o los tiempos de carga y descarga y otros aspectos de regulación que afectan al uso de los vehículos eléctricos.

Antonio Marín, director de Head Production en Azkar, afirmó su creencia de que el transporte de mercancías con combustibles fósiles está llamado a desaparecer por su ineficiencia y por las emisiones que genera, pero que los vehículos eléctricos deben evolucionar aún más para ofrecer soluciones en toda una gama de tipologías y tonelajes de vehículos.

Por la parte del renting de vehículos, Manuel Molina, experto en movilidad eléctrica de Alphabet España, señaló que el problema del vehículo eléctrico está en el proceso y destacó que la rentabilidad hay que ponerla en valor, más allá de la simple cuota mensual del renting. El ahorro energético del vehículo eléctrico es muy grande”, dijo.

Ricardo de Lombas, responsable de vehículo eléctrico de Peugeot y Citröen, señaló que el vehículo eléctrico tiene su máxima capacidad en determinadas zonas como entornos urbanos por las ventajas que aporta y que deben internalizarse en el TCO -Coste Total de Operación del vehículo-, “haciendo factible que el TCO pueda ser rentable puramente por aspectos económicos, más allá de los beneficios mediaombientales o de RSC”, dijo, si bien comentó la necesidad de contar con la ayuda de las administraciones públicas.

Por otro lado, De Lombas hizo alusión a aspectos como la siniestralidad y destacó que hoy en día, el análisis de las aseguradoras es que en comparación con un vehículo de motor de combustión, asegurar un vehículo eléctrico resulta más barato.

En la misma línea de la seguridad en la conducción se pronunció Luis Valerio, director de vehículo eléctrico de Renault, quien afirmó que la conducción de un vehículo eléctrico hace del usuario una persona más responsable al volante, más eficiente en su conducción y por tanto, más segura en los desplazamientos, un factor que se nota en los ratios de rentabilidad de las empresas que usan vehículos como herramienta de trabajo.

Cándido Amorós, responsable de Relaciones Institucionales de Comarth, señaló las ventajas que los vehículos eléctricos tienen frente a los de combustión interna en cuanto a  que ofrecen una tecnología muy sencilla que reduce los costes de mantenimiento y las averías al carecer de fluidos y otros componentes.

Hernando Herrero, de la empresa Rentik, hizo hincapié en el papel de la moto eléctrica para el reparto urbano de mercancías y de paquetería y planteó modelos de negocio como el renting de motos, en base a vehículos que permiten extraer la batería para su recarga y que facilitan al gestor de flotas la decisión, pues no tiene por qué adquirir infraestructura ni vehículos, pudiendo testar las ventajas que les ofrece la movilidad eléctrica de dos ruedas y valorar sin, necesidad de una inversión inicial, si la moto eléctrica puede cumplir con las necesidades del servicio.

Finalmente, Javier Redondo, responsable de Cero Emisiones de Nissan, destacó que hoy en día los vehículos eléctricos ofrecen precios razonables, gracias a que ya han entrado en dinámicas de producción en serie. “Ya es realidad que el precio de los vehículos eléctricos en términos de adquisición empieza a ser competitiva, lo que unido a su gran eficiencia, que permite ahorros en 100.000 kilómetros de hasta 8.000 euros, hace de la movilidad eléctrica una estrategia importante para el sector logístico”, destacó.

Asimismo, el representante de Nissan incidió en que la velocidad de implantación del vehículo eléctrico estará condicionada al nivel de compromiso de los ayuntamientos para facilitar este objetivo.

Madrid centro se prepara para un reparto urbano sin vehículos contaminantes

Clausuró la jornada Javier Rubio, Coordinador General de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Madrid, quien destacó la importancia que para las ciudades tiene que las flotas urbanas dispongan de vehículos no contaminantes, en especial en sectores como la logística, el servicio del taxi y flotas cautivas.

Si bien no concretó fechas, aunque la alcaldesa Ana Botella ya anunció la intención de hacerlo para 2025, Javier Rubio sí confirmó que tienen previsto en el Plan de Movilidad Urbana del ayuntamiento de la ciudad, que el centro de Madrid se cerrará a determinado tipo de vehículos contaminantes. “La capacidad de carga de una ciudad tiene un límite que cuando se supera, tiene un efecto boomerang y sencillamente, se degrada”, señaló el coordinador general de Movilidad de Madrid, quien añadió que “aquellos que piensen que si se quiere crecer, es inevitable contaminar, personalmente creo que están muy equivocados. Hay que desvincular desarrollo económico de contaminación”.

Tras la clausura de la jornada, los asistentes pudieron ver y probar varios vehículos eléctricos con fines logísticos, que se situaron en las instalaciones del proyecto FREVUE.